Un lugar para todas las iniciativas relacionadas con compartir, intercambiar o una mejora social.

 

¿Que buscas?

Texto buscado:

Buscar
 
 

Alquiler en especie

Proliferan propuestas para compartir piso a cambio de servicios en vez de dinero.
Una de cada 3 habitaciones arrendadas en Catalunya es por apuros económicos.

Artículos: Compartir Piso

Durante décadas, el piso compartido ha sido sinónimo casi exclusivo de fauna estudiantil. Un hábitat dominado por tardoadolescentes que se afianzó como la mejor alternativa para aliviar el bolsillo de los padres cuyos hijos marchaban a estudiar lejos de casa. Pero en los últimos años, la crisis y la nueva realidad socioeconómica han alterado drásticamente el perfil de los inquilinos que comparten alquiler y gastos bajo un mismo techo. Las juergas universitarias y las tentaciones de una vida disoluta han dado paso a nuevos hogares compartidos, ocupados ahora por personas adultas. Incluso muy adultas.

Un recurso de emergencia en cada vez más casos al que recurren aquellos que no pueden abonar un alquiler y buscan alternativas para poder establecerse. Así lo certifican los registros de los portales inmobiliarios, que constatan que los apuros económicos ya superan a los desplazamientos estudiantiles lejos del hogar paterno como motivo para compartir vivienda.

El 35 de los catalanes recurre a esta fórmula al no poder permitirse alquilar una vivienda, casi el doble del 18 que lo hace por estar realizando una formación académica, según una encuesta de Fotocasa entre más de 10.000 de sus usuarios. La voluntad de emanciparse cosecha otro 18, por un 15 para otras dos opciones un cambio laboral y una separación o divorcio.

PRECARIEDAD

Pero en ocasiones, hay personas cuya situación económica es tan precaria que no pueden permitirse siquiera la cuota de un piso compartido, por más que represente en torno a la mitad de lo que cuesta un alquiler. Una tendencia al alza, según coinciden las webs inmobiliarias consultadas y que se explica en buena parte por las dificultades financieras y laborales desde que arrecia la crisis, expone Beatriz Toribio, responsable del estudio.

Y de la necesidad brota la creatividad. Por ello, proliferan las propuestas de pago en especie morada a cambio de trabajos o servicios. Cualquier oferta que no implique un pago monetario que al menos una de las partes no puede permitirse.

Demandas de habitaciones a cambio de asumir la limpieza de la casa, de cuidar de un anciano o de hacer de canguro con los niños. Generalmente con el gasto de suministros incluidos. En ocasiones, incluso la manutención. Es una consecuencia más de la crisis, una muestra de la economía no monetaria, forzada por la penuria, explica el sociólogo Xavier Martínez Celorrio.

También proliferan ofertas de propietarios o inquilinos de una vivienda que se ven condicionados por las obligaciones cotidianas y anteponen la calidad de vida a un ingreso económico. Personas mayores que desean compañía, divorciados que necesitan que alguien cuide de sus hijos mientras ellos trabajan, solteros que ceden una habitación si alguien cocina para ellos. Son hábitos sociales poco frecuentes en los países mediterráneos, donde tenemos una pauta marcada por el estatus. Con la crisis, la presión por el nivel de vida de antaño se ha traducido en nuevos comportamientos que en Europa se siguen desde hace mucho tiempo, expone Celorrio.

Viure i conviure, un proyecto de intercambio intergeneracional de la Fundació CatalunyaLa Pedrera en el que ancianos ceden habitaciones a estudiantes a cambio de compañía constata esta tendencia a la obligación de recurrir a fórmulas no pecuniarias. De las 312 solicitudes de jóvenes de hace tres cursos, se pasó a 443 hace dos y a 502 en el anterior. Un incremento que la coordinadora del programa, Neus Fontanet, atribuye básicamente a la crisis.

httpwww.elperiodico.comesnoticiasviviendaproliferanpropuestascompartirpisocambioservicios3625157

http

http

http

Del: 01/12/2014 | Visitas: 110

 

Relacionados

SE ALQUILA HABITACION EN ARRECIFE. 300 €
Compartir Piso en Arrecife

Trabajador. Seriedad. ...

busco piso para compartir 200 €
Compartir Piso en Castellón de la Plana

profesional, 49 años...

¿Quién paga la parte del inquilino que
Compartir Piso en España

Hace unos años los artículos abordaban temas como el euribor, donde contratar las mejo...

29 años, no fuma y sin mascota el perfi
Compartir Piso en España

El portal idealista publica un estudio sobre el perfil más común de personas que compa...

¿Por qué soy tan miserable ahora que vi
Compartir Piso en España

Hasta ahora, siempre había vivido con otras personas. Durante los primeros 18 años, po...

Un 66 de los jóvenes aprenden a ser aut
Compartir Piso en España

Artículo del País que nos muestra el panorama actual de compartir piso, el perfil más ...

 
Coompartir